PB News | ¡ECONOMISTAS AL SERVICIO DEL DÓLAR!

Morales Divo

Esta ex ministra pasó de una experta en copiar, para hacer el triste papel de falsificadora de la verdad, y para esto se apoya en el rebusque de palabras; reproduzco el siguiente párrafo exactamente, como lo vi y lo leí: “Esto indica que existe una cantidad enorme de bolívares que en su mayoría buscaran, ante un bolívar inexistente como reserva de valor, comprar los pocos dólares o divisas que circulan en la economía. El resultado de esto son las sistemáticas devaluaciones del bolívar en un círculo vicioso que, ante una ausencia de programa económico integral para superar la crisis como parte de una propuesta política de reinstitucionalización del país, la misma se hace cada vez más interminable y profunda, con pocas expectativas de mejora en el corto plazo, y esto lo sabe el gobierno porque como es obvio, es el actor principal de esta política”

En ninguna parte de su escrito reconoce el daño sistemático del dólar, como mecanismo para ir erosionando la maltrecha economía por el bloqueo criminal. Recurre a los mismos argumentos de mentes dolarizadas, cuando apenas empezaban a circular libremente en los comercios los apetecibles billetes, entre ellos un comerciante, tan pitiyanqui, que solamente le falta vestir con el uniforme de la armada estadounidense y participar en la anhelada invasión por un sector de la oposición. Este señor repetía a cada instante: ¡cuando aquí camine en forma el dólar, este se acomoda! Por todas partes los vemos circulando, antes la desaparición de nuestra moneda (EL BOLIVAR S) pero entre más entran en el mercado cambiario, la situación empeora para los que no tienen acceso a los codiciados verdolagas. Triste papel de muchos economistas, que lejos de plantear solución, incitan al saqueo de nuestro país. Por eso, cada momento me pregunto: ¿Qué acreditaba a estos profesionales para ser nombrados ministros en su momento?

[email protected]

https://www.aporrea.org/energia/a297397.html

Compartir en Whatsapp

Mi palabra

“Con una mentira suele irse muy lejos,

pero sin esperanzas de volver”

Proverbio judío

Por: Narciso Torrealba

La gran paradoja del momento en medio de la crisis que estamos viviendo, la representan los economistas: son los que menos hablan–salvo valiosas excepciones– y cuando lo hacen para dar alguna explicación de la relación (BOLIVAR S -DÓLAR) tratan de meternos en una especie de brinca brinca, como si estuvieran complaciendo las inquietudes de un grupo de niños. El último artículo de la economista Oly Millán Campos * es para leerlo, y buscarle explicación a su argumento malintencionado, con un objetivo muy bien definido: echarle toda la carga de la crisis al gobierno de Nicolás Maduro, y terminar lavándose las manos, como Poncio Pilato. Conducta premeditada de toda esta furiosa “nueva” oposición desprendida del mismo proceso bolivariano.

¿Dónde está el origen del mal o la maldad de la escribiente? En cualquier sitio, donde usted se detenga a realizar cualquiera actividad comercial –sin excepción– se encuentra el dólar presente, y son muy pocos los que dejan de reconocerlo, como el causante de los grandes sobresaltos de nuestra economía; una verdadera invasión, con la ayudadita del peso colombiano, puesto a circular en la frontera con estados colindantes de nuestro país, hasta colocarnos contra la pared. Arremeten haciendo estragos con el dólar, y para completar se ayudan con la moneda del vecino país, manipulado por la misma mano, y de esto la economista se economiza las palabras para no decir nada y evita encontrarse con la verdad.

Este juego de palabras lo vienen utilizando casi todos los ex integrantes del equipo del Comandante Chávez, para culpar de todo al Presidente Maduro, pero la inquietud y la duda se ha hecho presente en un número importante de la población surgiendo preguntas, incluso de adversarios al gobierno, que están sintiendo el acoso incesante del dólar en su propio bolsillo, absorbiendo cualquier aumento salarial o ayuda a través de los bonos, porque de la pensión es mejor no hablar, no alcanzar ni para comprarle una chupeta a un niño. Hace pocos días a raíz del aumento desproporcionado de la moneda estadounidense, me conseguí a un opositor, con quien mantengo una fraternal amistad, y entre juegos y algo de ironía me hizo la siguiente pregunta: ¿Cómo es eso, que la página dólar today la maneja un flojo, que al levantarse mientras se estira y se tapa el bostezo con una mano, con la otra pone el dedo en la computadora para seguir inflando el dólar? Lo único que hice fue sonreír aceptando la curiosidad del amigo en medio de su mala intención.

El grupo de ex ministros del Comandante Chávez, se han venido destacando en el palabrerío lanzado contra la administración de Maduro, comparable a los últimos huracanes al desparramar incalculables millones de litros de agua. Todos buscan la orilla y en medio de sus explicaciones dejan por fuera el ataque feroz del bloqueo, y el manejo del dólar, como una verdadera arma disparada apuntando en el mero centro de la economía venezolana. Quien diga lo contrario, sencillamente está invirtiendo los papeles bajo un patrón establecido, y esto es precisamente lo que está pasando con la economista Oly Millán Campos, al enseñar el veneno en su escrito con argumentos falsos, lanzados encima de la verdad.

Esta ex ministra pasó de una experta en copiar, para hacer el triste papel de falsificadora de la verdad, y para esto se apoya en el rebusque de palabras; reproduzco el siguiente párrafo exactamente, como lo vi y lo leí: “Esto indica que existe una cantidad enorme de bolívares que en su mayoría buscaran, ante un bolívar inexistente como reserva de valor, comprar los pocos dólares o divisas que circulan en la economía. El resultado de esto son las sistemáticas devaluaciones del bolívar en un círculo vicioso que, ante una ausencia de programa económico integral para superar la crisis como parte de una propuesta política de reinstitucionalización del país, la misma se hace cada vez más interminable y profunda, con pocas expectativas de mejora en el corto plazo, y esto lo sabe el gobierno porque como es obvio, es el actor principal de esta política”

En ninguna parte de su escrito reconoce el daño sistemático del dólar, como mecanismo para ir erosionando la maltrecha economía por el bloqueo criminal. Recurre a los mismos argumentos de mentes dolarizadas, cuando apenas empezaban a circular libremente en los comercios los apetecibles billetes, entre ellos un comerciante, tan pitiyanqui, que solamente le falta vestir con el uniforme de la armada estadounidense y participar en la anhelada invasión por un sector de la oposición. Este señor repetía a cada instante: ¡cuando aquí camine en forma el dólar, este se acomoda! Por todas partes los vemos circulando, antes la desaparición de nuestra moneda (EL BOLIVAR S) pero entre más entran en el mercado cambiario, la situación empeora para los que no tienen acceso a los codiciados verdolagas. Triste papel de muchos economistas, que lejos de plantear solución, incitan al saqueo de nuestro país. Por eso, cada momento me pregunto: ¿Qué acreditaba a estos profesionales para ser nombrados ministros en su momento?

[email protected]

https://www.aporrea.org/energia/a297397.html

Compartir en Whatsapp